domingo, 8 de marzo de 2015

Decidiendo cual es mi paseo.

Hoy he salido a pasear.

Mientras deambulada movida por mis sentidos me he preguntado a dónde irán a parar todos los saludos y sonrisas que no son devueltos a sus dueños. Me he preguntado porque el recuerdo duele tanto, y porque sigo torturándome paseando por lugares dónde decidiste construir nuestra historia.


Hoy he salido a pasear porque la almohada se ha convertido en mi peor pesadilla y a la vez, en tu mejor descanso. He decidido moverme en soledad, tan solo para ver si el vacio entre mis costillas desaparece, tan solo para aprender a caminar entre mis pesadillas.


Ayer salí a pasear.

Mientras deambulaba sumergida en una cápsula de porcelana, le pregunte a la luna porque la vida me parece estar tan vacía de sentimientos, le pregunte el motivo del egoísmo, la razón para el odio y el dolor del desamor. 

Mañana saldré a pasear.

Me cruzare con caras familiares y fingiremos no saber quiénes somos. Odiare el viento, odiare la tierra por dónde piso y posiblemente llegue a odiarme a mí. Tú miraras a la luna buscando respuestas, mientras yo mirare al suelo buscando soluciones.

Soy capaz de sentir el dolor de un relámpago, capaz de sentir la lluvia caer, capaz de sentir la humedad de esta ciudad… Mi único problema es que soy incapaz de percibir la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada